Buscar este blog

lunes, agosto 10, 2009

Una historia con final feliz

La Nueva Familia de Kiki

A continuación les hago conocer el caso de Kiki una cachorrita de la Fundación que fue adoptada por la Fmilia de la Sra. Helen, ella esta muy bien cuidada y en buenas manos. Agradecemos a la Fmilia. de la Sra. Helen que le hayan brindado un hogar a Kiki.
Asi como Kiki les iremos presentando mas perritos del refugio en sus nuevos hogares.



Estimada Anna,

La adopción se dio más o menos los cinco primeros días del mes de Abril, y según el doctor no tenía más de un mes de nacida. Siempre he vivido con perros, desde que nací hasta cuando nació mi hijo, pero debido a que me tuve que cambiar y la dueña de la casa donde arrendaba no aceptaba animales tuve que dejar a Mickie, un french donde mi mamá. Paso un año y me cambie a otro departamento con patio donde si me aceptaban a Mickie, pero mi mamá se había acostumbrado a él, además Mickie dormía en mi cama y eso no le gustaba a mi esposo Edgar. Compre un perrito en la calle al cual le puse de nombre Peluche y le compre todo; desde la cama hasta los juguetes y biberones, pero murió. El doctor me dijo que no era mi culpa y que el cachorro ya había llegado enfermo y que por más que lucho no se pudo hacer nada más. A las dos semanas mi hijo me preguntaba mucho que donde estaba Peluche y le dije que Peluche había enviado a su hermano por que el tenía que ir donde Dios para cuidarlo, lo malo era que no tenía ni idea de donde conseguir otra mascota, por lo que le pregunte a Annita si me podía mostrar fotos de animales en adopción. Kiki no estaba en ninguna foto y cuando llegue al refugio, vi tantos animalitos hermosos y la persona con la que hable, me indico que me apartaba un perrito amarillo con unos ojos hermosos. Lo único que recuerdo es que el señor me mostró como tres cachorros y solo vi el color amarillo; la agarre y me fui a la casa. Kiki llego muy delicada y se enfermo por lo que estuvo todo un mes en la clínica y cuando salió ya fuera de todo peligro la llevamos a la casa y con los cuidados de mi familia (mí mamá y mis tías) es ahora una perrita totalmente sana y muy querida. No me arrepiento de haber ido al refugio y de cada centavo que invertir por su recuperación, puesto que ahora la recompensa la veo reflejada en cada momento que mi hijo juega y ella corre tras de él; o, cuando me pide que la suba a la cama para acostarse a mi lado cuando se va Edgar al trabajo.

Espero no haberla aburrido con tanto detalle.

Saludos cordiales,
Helen





1 comentario:

Conspicuo08 dijo...

Hola Amigos de FADA.
Parabienes para la Sra. Helen por adoptar a Kiki. Dios la bendiga por siempre.

Buenos días nos de Dios.
Atte,
Conspicuo.